lunes, 22 de enero de 2018

En Busca Del Champú Perfecto

Llevo varios años "limpiando" mi neceser y mi ducha de ingredientes poco recomendables e incluso nocivos para la salud. Y entre ellos cómo no se encuentran los champús. 


Para comenzar el año os traigo una comparación de champús sin sulfatos y os cuento un poco mi experiencia con ellos. 




Hace un tiempo os hablé del champú de limón de Desert Essence, de que aunque me lo resecaba un poco me mantenía el pelo limpio durante más tiempo, pero justo al comprar mi 2º bote empezaron los problemas. Parecía que hubiese habido un cambio en la formulación porque de repente me ensuciaba el pelo, lo dejaba pegajoso, sin brillo ninguno y parecía que no me hubiese lavado la cabeza en un mes. 
Creía que había tenido mala suerte con un lote defectuoso pero al entrar en los comentarios de iHerb pude ver que le había pasado a más de una persona. No puedo explicaros qué cambió pero la cosa es que a mi ya no me servía. 

Después me recomendaron el champú hidratante de Kirkland, la marca blanca de Costco. Aprovechando que soy socia fui a por él y me traje ¡1 litro de champú!... que me ha ido bastante mal. Al igual que el de limón nuestra relación pareció empezar bien, pero no hizo falta acabar la botella para comenzar a ver que me dejaba el pelo pringoso a niveles súper desagradables. De hecho no podía ni desenredarme el pelo, me encontraba como pelotillas de silicona entre los mechones que me lo apegotonaban y ensuciaban. 

Valga decir que lo probé TODO con ambos champús: usar menos cantidad, enjuagar varias veces en vez de una, espaciar los lavados... NADA sirvió. Siempre obtenía el mismo resultado. 
Leyendo aún más atentamente los ingredientes el de Costco contenía unas siliconas casi al final del listado pero que hicieron acto de aparición en mi pelo fino. El de Desert Essence simplemente dejó de funcionarme.


Con gran desesperación me planté en Primor dispuesta a leerme todas las etiquetas disponibles. Tras estudiarme toda la sección de cabello me topé con este champú de la marca española Herbal y descubrí que en su etiqueta anunciaba que no tenía ni sulfatos, ni parabenos, ni siliconas ni colorantes. Además tenía pH neutro y uno de sus principales ingredientes era la avena sativa, que ayuda a calmar la piel irritada. 
Trae 500ml y cuesta 3,50€
Llevo usándolo más de un mes y las primeras semanas estaba encantada: no me engrasaba, no me apelmazaba, no me resecaba... parecía un champú muy respetuoso y que limpiaba sin agredir ni al pelo ni al cuero cabelludo. Y sí, no he notado picores ni descamaciones de ningún tipo, pero vuelvo a tener el MISMO problema que con los otros. Da igual las veces que me lo aclare con abundante agua: es salir de la ducha y que parezca que no me lo he lavado en meses :(

Así que sigo en búsqueda de un champú libre de tóxicos que, al menos, no me deje el pelo peor que antes de lavarme. Tengo algunas recomendaciones en lista de espera para ser probadas, así que ya os iré actualizando. 


Y vosotras ¿soléis usar champús sin sulfatos? ¿Conocéis alguno que me podáis recomendar? ¡No dudéis en comentar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario