lunes, 18 de mayo de 2015

Cleaning Out Your Wardrobe

El cambio de estación es la oportunidad perfecta para hacer una limpieza en nuestros armarios. Cuántas veces habremos postergado el regalar esos zapatos que nos hacen daño, coser de una vez el botón que casi se cae del abrigo o tirar esa camiseta de la que no sale la mancha. ¡Ahora es el momento!


Todas sabemos que deshacernos de nuestra ropa cuesta más de lo que parece pero con estos trucos os aseguro que se os hará más llevadero. 


Una vez que tengáis toda vuestra ropa frente a vosotras debéis ser sinceras y responder a estas 7 preguntas:


· ¿Te queda bien? Nada de "tengo que perder unos kilos" o "ya lo rellenaré": si no te queda como un guante, fuera. 
· Si no te lo has puesto en los últimos 12 meses es que no lo necesitas.
· Algunas prendas son para ocasiones especiales, pero si hace siglos que dejaste de salir de fiesta es hora de buscarle un nuevo hogar al vestido de lentejuelas. 
· La moda es cíclica, pero a medida que pasen los años acumularemos prendas que por mucho que se lleven sabemos de sobra que no nos favorecen. Busca tu propio estilo. 
· Algunas veces el arreglo cuesta más que uno nuevo, así que si no tiene valor sentimental o realmente no merece la pena, bye bye
· Si te lo volverías a comprar ahora (o tienes varias prendas parecidas en tu armario que usas constantemente) has encontrado un básico. ¡Felicidades!
· Puede que esa minifalda te quede de infarto, pero si nunca la usas porque no te sientes cómoda con ella, déjasela a alguna amiga. 


VENDER
Si la prenda vuelve a estar de moda, no la has estrenado o la mantienes en perfecto estado, venderla es una opción perfecta para recuperar algo del dinero invertido. La forma más cómoda es online: sólo tienes que buscar la plataforma que más te guste (Chicfy, eBay, Poshmark, Wallapop...)

DONAR
Si la prenda no está perfecta pero puede seguir usándose puedes donarla a alguna ONG, comedor social, parroquia, primas/amigas... Te lo agradecerán muchísimo. 

INTERCAMBIAR
Es una práctica tan antigua que parece nueva: puede que nadie te quiera dar dinero por algo usado, pero a lo mejor te lo cambia por otra prenda/objeto que te interese. En internet hay muchas webs que ofrecen este servicio (Bib+Truck)

TIRAR
Si está roto, manchado, desgarrado, con humedad... y no hay solución, la basura será su mejor hogar. Las prendas de algodón aún podrías usarlas como trapos de limpieza, pero el resto al contenedor. 


Espero que estos trucos os resulten útiles y los pongáis en práctica: ganando espacio en nuestros armarios usamos más nuestra ropa y nos ahorramos mucho dinero. 
¿Cuáles son vuestras estrategias a la hora de deshaceros de vuestra ropa? ¡No dudéis en comentar!

4 comentarios:

  1. Justo ayer hice yo mi cambio de armario. Yo suelo donar la ropa a caritas porque, la verdad es que mi problema suele ser de talla y la ropa está nueva. Yo, además de ver si me lo puse la temporada pasada o no, me lo pruebo a ver qué tal queda esta temporada y si no me convence estudio qué hacer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo mejor: muchas cosas las guardamos sin volver a probárnoslas y luego nos llevamos la sorpresa!

      Eliminar
  2. Yo también lo hice ayer y para mi sorpresa, voy a donar poco este año y además he descubierto dos pares de vaqueros básicos que tenía perdidos. Mi preginta principal es la segunda, si no lo he usado en 12 meses, adios!
    Muy útil el post!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y la mía! Yo que sólo me compro cosas si me enamoro completamente de ellas (eso de no tener un duro ayuda mucho a la hora de priorizar prendas xDD), el no llevarlas constantemente es síntoma de que ya no tienen hueco en mi armario xD
      Gracias! Me alegro de que os sirvan ^^

      Eliminar