lunes, 7 de mayo de 2018

10 Cosas Que Ya No Compro

Hacer Project Pan y Decluttering te enseña cuánto tiempo tardas en gastar un producto, qué tipo de productos repites y usas realmente a diario y qué otros se quedan cogiendo polvo en tus cajones. 



En estos últimos años he descubierto qué me funciona y qué no y así evitar caer en la tentación de comprar cosas que luego no voy a usar. ¿Queréis saber cuáles son?


Prebases de rostro
Me parecen un paso extra absurdo que al final nunca acabo haciendo. Prefiero gastar ese tiempo en mi rutina facial. 

Tónicos
No he notado que este paso añada nada de interés a mi rutina, así que NEXT!

Productos en crema/Polvos sueltos
Ambas fórmulas me parecen un auténtico coñazo a la hora de aplicarlos. Mucho mejor en polvos compactos.  

Bronceadores/contornos
Producto que no he usado en mi vida. Prefiero los coloretes para dar definición al rostro. 

Iluminadores
Al igual que los anteriores, no los uso. Remarcan mucho la textura de mi piel y con un colorete luminoso no me hace falta añadir más brillo. Además, si en algún momento quiero añadir algo de luz tengo varias sombras de ojos que pueden servirme. 

Cremas de día/noche
No uso cremas para momentos específicos del día: al utilizar aceites prensados en frío puedo aplicarlos a cualquier hora del día sin tener que preocuparme del reloj. 

Packagings voluminosos
Mi maquillaje cabe todo en una pequeña cajonera, así que nada de paletas enormes, ni formas complicadas ni accesorios inútiles: cuanto más plano y pequeño, mejor. 

Productos de edición limitada
Paletas de Navidad, colores exclusivos, ediciones especiales... Voy a lo que me funciona y me gusta, y además me fastidia enamorarme de un producto que no voy a poder volver a conseguir. 

Nada que no sea cruelty-free
Como vegana esto es un must. Por mucho que me guste el producto, si no cumple este requisito ni siquiera me planteo el comprarlo. 

Lápices de ojos
A mis 30 años ya he aceptado que el eyeliner no es para mí, así que es absurdo que tenga lápices para delinearme los ojos en mi neceser. 


Y vosotras, ¿qué cosas son las que habéis dejado ya de comprar? ¡No dudéis en comentar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario