jueves, 19 de febrero de 2015

Testing High-End Foundations

Si tengo que invertir dinero en algún producto de maquillaje sin duda es en la base. Está en contacto directo con mi piel y es el lienzo perfecto para todos los productos posteriores, por lo que merece la pena echar un vistazo a las de gama alta. 


Precisamente por su elevado precio, antes de gastar ni un céntimo pido mil muestras para estar bien segura. Aquí os enseño las últimas bases que he estado probando. ¡Empezamos!




> Make Up For Ever HD Foundation (Tono 130)
Muy agradable en la piel, cobertura bastante aceptable y una textura muy fresca. No tiene SPF por lo que es perfecta para fotografías. Cuenta con un amplio rango de tonos, será difícil no encontrar el tuyo. Muy recomendable para las que busquen una buena cobertura sin sentir la piel pesada. 
Su tamaño real contiene 30ml y cuesta 37€. 

YSL Encre de Peau Fusion Ink (Tono B40)
La nueva base de YSL promete ser fabulosa para piel grasa, y la verdad es que consigue controlar mejor los brillos a lo largo del día aunque tampoco hace milagros. Como todas las bases de la marca es maravillosa a la hora de difuminarla y conseguir que se funda con tu tono sin sentir ningún efecto máscara. 
Su tamaño real contiene 25ml y cuesta 48€

> MAC Studio Fix Fluid (Tono NW20)
Lo siento, pero las bases de MAC no me acaban de convencer. Se salva un poco la Face&Body, pero en general no me funcionan. La Studio Fix es una de sus best sellers pero me resulta muy artificial. Su cobertura es muy alta, pero su formulación es demasiado empolvada y deja un aspecto de "careta".  
Su tamaño real contiene 30ml y cuesta 30,50€

> YSL Touche Éclat (Tono B40)
Mi favorita: se difumina genial y da luminosidad y buen aspecto al instante. Se funde perfectamente con tu piel y parece que no llevas nada. Sin duda me haré con ella en un futuro. 
Su tamaño real contiene 30ml y cuesta 48€


> Lancôme Miracle Cushion (Tono 02 Beige Rosé)
Ésta pequeña enamoró a mi madre y se vino con nosotras a casa. Su curiosa presentación hace pensar que tendrá textura mousse, pero todo lo contrario: al presionar la esponja sale una base muy líquida pero con muy buena cobertura. Esta fluidez la hace estupenda para pieles maduras. 
Es muy fresca en la piel y tiene un aroma a crema hidratante muy agradable. La he usado con la esponja que trae y con la Beauty Blender y con la primera se aplica de forma más contundente. Una vez terminada se pueden adquirir los refill por separado, sin necesidad de comprar una polvera nueva (lo cual es una idea fantástica). 
Su tamaño real contiene 15ml y cuesta 38€

> Dior Nude Air Serum (Tono 020)
La muestra que más trabajo me ha dado: su textura es TAN líquida que se desbordó del frasco. El bote original tiene un gotero para aplicarla ya que de otra manera es imposible controlarla. Precisamente esa fluidez hace que se difumine muy bien y se funda al instante. Tiene una cobertura media pero se puede trabajar hasta una cobertura completa. Eso sí, a las que no les guste el perfume en las bases que se olvide de ésta: huele a rosas y el olor no desaparece una vez aplicada. 
Su tamaño real contiene 30ml y cuesta 56€

> Lancôme Teint Idole Ultra 24H  (Tono 02)
La versión de una de sus bases más famosas pero para pieles grasas. Tiene el mismo olor que la Miracle Cushion, pero su textura es un poco más consistente. Cobertura media modulable, se funde perfectamente y es muy agradable de llevar. No controla completamente los brillos pero un pequeño toque de polvos translúcidos a medio día lo soluciona. 
Su tamaño real contiene 30ml y cuesta 45€


Espero que os hayan sido útiles estas pequeñas reseñas. ¿Habéis probado alguna de ellas? ¿Qué os han parecido? ¡No dudéis en comentar! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada