lunes, 4 de abril de 2016

Color Correcting Guide

No es la primera vez que hablamos de corrección de color en el blog

Pero desde hace unos meses parece haberse convertido en una tendencia de masas gracias a las gurús de maquillaje de YouTube. 

Para que tengáis una idea rápida de los distintos usos de cada uno aquí tenéis una muestra. 


Correctores morados:
Perfectos para las pieles amarillentas o cetrinas. Cualquier corrector de la gama (desde morado a malva) contrarresta ese color, iluminando e igualando la superficie preparándola para la base. Las pieles más oscuras, como las oliva, pueden usarlo para corregir las ojeras, ya que sólo necesitarán un toque de polvos después para estar perfectas.   

Correctores verdes:
El más conocido y el más útil para las rojeces, granitos y descamaciones del frío. El truco es usar muy poco, ya que al neutralizar las manchas puede dejar la piel con un aspecto blanquecino y muy mate. Con un pequeño pincel, se aplica el corrector en la zona a cubrir y se difumina muy bien. 
Después, es necesario usar un poco de corrector del mismo tono que nuestra piel, y posteriormente, ya se puede usar la base de maquillaje o los polvos. 

Correctores amarillos:
Para esos días que te levantas pálida y cansada, un poco de corrector amarillo da calidez a la cara y hace que la piel se vea más brillante y jugosa. Es preferible aplicarlo con los dedos para calentar un poco el producto antes. 
También son muy buenos para ocultar rojeces o granitos, por si no se tiene un corrector verde a mano, y las ojeras con matices morados o azules. Eso sí, mejor no abusar, o puede producir el efecto contrario.

Correctores rosas:
Usado para las ojeras moradas o azules en pieles muy claras, sólo se consigue empeorarlas. En cambio, para las pieles más oscuras, cuyas ojeras suelen tener tonalidades grisáceas, el corrector rosa es perfecto. Aunque si es posible, mejor buscar tonos salmón con matices rosados antes que sólo rosa, ya que ayudan más a eliminar los círculos oscuros y aportan más luminosidad a los ojos. 
Quitando la zona de las ojeras, los correctores rosas aportan mucha luminosidad, por lo que si tienes la piel mate después de una mala noche, aplica un par de golpes de corrector muy difuminado en las mejillas e inmediatamente notarás la diferencia.



Correctores azules:
¿El autobronceador te ha dejado la piel naranja? ¿Has tomado el sol y ahora tienes un moreno irregular en la cara? El corrector azul es perfecto para solucionar este problema. 


Para los granitos, y si no se tiene un corrector verde a mano, también puede funcionar, y para las ojeras en pieles claras.

Correctores naranjas y salmón:
Las pieles oliva y morenas, cuyas ojeras tienen un tono más azulado, pueden echar mano del corrector naranja. Si el tono de la piel tiende más al dorado, un corrector salmón o melocotón funciona mejor. 

Estos tonos son magníficos para tratar las manchas en la piel, como las pecas o la hiper pigmentación, consiguiendo unificar el tono y aportando luminosidad al rostro. 


Aunque las paletas de correctores de color han estado siempre presentes ahora disponemos de una variedad de fórmulas y formatos mucho más grande en la que cualquiera puede encontrar su producto perfecto. 


LANCÔME Color Correcting Primer Miracle CC Cushion (39,50$)
La tecnología de los cushion se aplica también a los correctores. Cobertura ligera para pieles secas. 


MAKE UP FOR EVER 5 Camouflage Cream (40$)
Una paleta muy completa disponible en diversos tonos para tener una corrección total y alta cobertura.   


SEPHORA Bright Future Color Correctors (14$)
Si no tenéis tantas imperfecciones y sólo sufrís de algunas muy concretas la opción de comprar un corrector de color por separado os saldrá mucho más rentable. 


STILA Correct & Perfect (45$)
Una paleta perfecta para cubrir todas las necesidades (tanto para pieles claras como medias) y que incluye además dos polvos fijadores correctores. 


TARTE Rainforest of the Sea Wipeout Color-Correcting (45$)
Una rueda de correctores en crema ideal para pieles medias con tendencia seca que busquen un acabado natural.  


URBAN DECAY Naked Skin Color Correcting Fluid (28$)
Gracias a las buenas críticas de sus correctores neutros han lanzado esta nueva colección de correctores de color con la misma fórmula y envase. Prometen mucha pigmentación y alta cobertura. 


YVES SAINT LAURENT Touche Eclat Neutralizer (38$)
El famoso Touche Eclat ha sido muchas veces confundido con un corrector (cuando su verdadera función es la de iluminador) así que YSL ha lanzado sus lápices correctores de color. Un básico para retoques e imperfecciones poco marcadas. 


Y vosotras ¿os habéis animado a esta tendencia? ¿Habéis probado alguno de ellos? ¡No dudéis en comentar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada